viernes, 16 de septiembre de 2011

Los profesionistas de la educación en el contexto social actual. por Nayeli Galván Huerta

El contexto que estamos viviendo denota una sociedad velozmente cambiante, regida principalmente por los cambios tecnológicos donde la información viaja vertiginosamente por todo el mundo y está a disposición de cualquier persona que pueda acercarse a un computador, en la actualidad  el desbordamiento de información de intercambio de culturas y formas de pensar además de ser un aliciente para el aprendizaje es sin duda un riesgo social por sus consecuencias económicas, políticas, culturales, ambientales etc. y es así como nuestro sistema educativo se ve afectado por dichos cambios, es por esto llamada que para algunos autores llaman a nuestra época sociedad de la información o sociedad del riesgo

Como su nombre lo indica la sociedad del siglo XXI esta informatizada por el internet y los medios de comunicación, el profesor ya no representa la única fuente de conocimiento que el alumno tiene a su alcance, si no todo lo contrario el juicio social contra el profesor se ha generalizado y es considerado por los padres como el principal responsable de las múltiples deficiencias que  se presentan en el sistema educativo, poco se valora el trabajo que el profesor hace para enfrentar la transformación social antes descrita.

Hace algunos años el trabajo del profesor era reconocido, su imagen era muy respetada por padres de familia y la sociedad en general representaban un nivel cultural elevado, su saber, abnegación y vocación era muy bien valorado, estas ideas han ido desapareciendo con la velocidad que aumentando los avances tecnológicos, la globalización, la fragmentación de valores, el deterioro ambiental y social de nuestra era.

Tal como lo expresa el autor Ulrich, Beck (1998)"...en las situaciones de clases y capas, el ser determina a la conciencia, mientras que en las situaciones de peligro, la conciencia determina al ser. El saber adquiere un nuevo significado político. Por consiguiente hay que desplegar y analizar el potencial político de la sociedad del riesgo en una sociología y en una teoría del surgimiento y difusión del saber de los riesgos" (p.238).[1]



El profesor que pretenda mantenerse en el antiguo papel donde él representaba la única fuente de transmisión de conocimiento tiene la batalla perdida, ahora y mucho más en el futuro se enfrenta a la necesidad de integrar en su trabajo el potencial informativo de estas nuevas fuentes, modificando así su papel tradicional.

En su ponencia "El desarrollo profesional de los docentes", Avalos (2000) expresa: "Los educadores además de lograr los aprendizajes esperados de la escuela, deben manejar propuestas curriculares hasta cierto punto ambiguas y con esquemas conceptuales muy diferentes a los anteriores, y estimular el desarrollo de habilidades cognitivas de muy distinto orden a lo que estaban acostumbrados."[2]



Se parte de la idea de que la docencia corresponde a una visión que a veces se establece por mandato de los gobiernos en turno y se asume por los docentes, antes el número de alumnos era mayor, el profesor ejercía una gran influencia en los alumnos y en las familias, las normas eran más estrictas siendo el profesor el que lo sabía todo, los valores se aplicaban con mayor ímpetu, las distracciones para los alumnos eran menores, los alumnos no estaban a merced del internet o los medios de comunicación como la radio, revistas o el televisor, el profesor se centraba únicamente en los contenidos y su enseñanza se plasmaba de forma monótona, conceptual y memorística en la pizarra.

Como se muestra en la Tabla 1.2 (adaptada de Newby et al., 2000), el rol del profesor dejará de ser únicamente el de transmisor de conocimiento para convertirse en un facilitador y orientador del conocimiento y en un participante del proceso de aprendizaje junto con el estudiante. Este nuevo rol no disminuye la importancia del docente, pero requiere de nuevos conocimientos y habilidades. Las TICs constituyen una herramienta poderosa para apoyar este cambio y para facilitar el surgimiento de nuevos roles en docentes y alumnos.


Los docentes deben actualizar sus conocimientos y habilidades continuamente, acompañando los cambios del plan de estudios y de la tecnología disponible.[3]

Los sistemas educativos en general se encuentran ante grandes dificultades sea en el medio urbano como en el rural, el profesor de la escuela urbana si bien tiene a disposición una cumulo de recursos para desarrollar su labor también enfrenta la indiferencia característica del medio.

Una escuela urbana es aquella que se establece dentro de una ciudad, cuenta con edificio propio,

normalmente su personal se basa en un director, profesores, personal administrativo, intendentes y en ocasiones personal de apoyo, además tiene anexos como sala de cómputo: en algunas instituciones aparte de sus maestros de cada uno de los grados, tiene maestros de inglés, computación y educación física. Las escuelas urbanas se dividen en marginadas, medias y altas, dependiendo del nivel socioeconómico del lugar en donde se encuentran enclavadas y de los alumnos que acuden a ellas.

México es un país en proceso acelerado de urbanización que  ha pasado la transición de una sociedad agraria a una sociedad urbana, cuyo desarrollo ha ido aparejado al proceso de industrialización del país y de sus regiones. Así mismo la escuela urbana es más grande que la escuela rural, aunque ciertamente la escuela urbana en nuestro país presenta muchas carencias que siguen impidiendo al profesor llevar acabo al cien por ciento los programas y actividades planteadas.

La población rural con respecto a la urbana posee desventajas que se ven reflejadas en la educación, con las siguientes características:

·         Los alumnos no disponen de suficientes materiales y textos

·         La falta de educación de los padres y el no acceso a servicios públicos aparecen a bajos niveles de rendimiento

·         Predomina un bajo nivel relativo del salario de los maestros

·         La enseñanza no acude al conocimiento previo de los alumnos, es decir, el que les brinda su entorno

·         Existen malas condiciones materiales de las escuelas

·         Se presenta alta deserción escolar

·         Existe carecía de recursos económicos para solventar gastos escolares

·         La falta de oportunidades que ven en sus familias lleva a los alumnos a la desmotivación por el estudio.

·         El docente tiene que adecuar la enseñanza a los escasos recursos existentes lo cual en muchas ocasiones impide que se logren los objetivos.

Hace algunas décadas México era un país eminentemente rural las escuelas enfocadas a este contexto social surgen para cubrir la demanda de educación básica en los sectores campesinos de nuestro país. En 1921 se crea Secretaria de Educación Publica siendo José Vasconcelos su primer secretario, asumió la idea de la educación que combatiera el analfabetismo y llevar la escuela primaria al campo.

La labor de Vasconcelos constituye un ejemplo histórico en el ámbito educativo mexicano, así la escuela rural surge para atender a los grandes y pequeños grupos que durante años habían permanecido al margen de beneficios económicos y educativos es decir comunidades indígenas y campesinas.

La escuela rural debe caer a muchos maestros recién titulados como una pesada losa, ya que, a las dificultades propias de los inicios profesionales, se unen la impartición de toda las materias de la curricula, y además, la sensación de ser un extraño en una comunidad rural donde la relación familia-escuela no es tan anónima ni tan impersonal como en los grandes centros. Sería necesario incluir en los planes de estudio universitarios la temática de la metodología y organización escolar para la escuela rural. De esta forma se conseguiría que los maestros que llegan a este tipo de escuelas no tengan que pasar un curso buscando la manera de llevar una clase con varios cursos; y además se lograría  que los profesionistas vayan con ilusión y preparación suficientes a ayudar a los alumnos del mundo rural y no a hacer experimentos pedagógicos con ellos.

La mayoría del profesorado suele considera la escuela rural como un exilio o un lugar de paso hasta alcanza ese núcleo urbano importante donde puedan vivir dignamente con las "ventajas" que la civilización nos aporta,  por los que no suelen permanecer demasiado tiempo en estos centros educativos situación que desequilibra el proceso formativo de los alumnos.

Mientras que en los centros urbanos uno siempre tiene la oportunidad de comentar sus problemas con otros compañeros del colegio, y hasta tiene a mano los libros y recursos de perfeccionamiento de los Centros de Profesores o de la misma Universidad en los centros rurales esto es prácticamente imposible.

Es necesario analizar ahora cual es el papel del docente como gestor en el contexto actual:

En la actualidad un profesionista de la educación enfrenta los grandes retos que traen consigo nuestra era globalizada, una revolución tecnológica y una multiculturalita. La educación es la base para el desarrollo económico, político, cultural de la sociedad de cualquier país.

El nuevo escenario al que se enfrenta el profesional de la educación es el de una sociedad globalizada de cambios vertiginosos debido al intercambio de culturas, economías, formas de vivir y de pensar derivadas de la globalización y que han traído como consecuencia grandes avances tecnológicos que afectan directamente a la educación y por ende la labor de los docentes.

 “si resucitáramos a un médico que practicaba la cirugía hace un siglo y lo lleváramos a un quirófano moderno, se encontraría perdido y ciertamente no podría ejercer su profesión, por otro lado si despertáramos a un maestro que ejercía la educación básica también hace un siglo y lo invitáramos a una escuela de nuestro barrio, no la encontraría muy cambiada y seguramente podría dar su clase” Antonio Battro- Percival Dem Ham.[4]

El profesional de la educación está parado en una “sociedad de la información” en donde las nuevas tecnologías facilitan el intercambio de ideas, formas de vida e información, pero también, advierten algunos riesgos, una incertidumbre valorativa donde el internet cobra importancia con fuente de riqueza y poder, debilitando la autoridad del profesor y creando un enorme conformismo social. Podemos ver que la educación hoy y siempre es afectada por la sociedad que la envuelve lo cual exige adaptarse al cambio y a su velocidad.

Los desafíos actuales exigen que el perfil del profesional de la educación ser capaz de propiciar espacio y tiempos formativos, además de superar las tecnologías tradicionales de enseñanza-aprendizaje e integrarlos a los medios tecnológicos vanguardistas, debe el docente ser el gestor de nuevos roles y funciones dentro de esta sociedad cambiante. Corresponde al docente ser el facilitador de cambios en el contexto educativo, relacionarse directa (enseñanza presencial) e indirectamente  (enseñanza virtual) con el alumno, ser moderador en los espacios de discusión en el aula, ser guía, orientador y ser quien evalúa los aprendizajes.

“De cara a la globalización, el “educador de la sociedad del riesgo no está hecho; se tiene que ir haciendo ante la consecuencia de las necesidades y las interpelaciones que recibe el maestro responsable en esta situación” (Mardones, 1999:95). Al igual que Mardones, pensamos que el docente se debe construir a partir del contexto globalizado, pero siendo consciente de la situación real, lo que significa no enajenarse con el cambio, saber hacia dónde se dirige éste, ya que el docente es arquitecto y ejecutor de este proceso social e individual de cambio. Lo anterior es expresado por Zemelman de la siguiente manera: “Estimular a ejercer como sujeto en nuevos espacios que no se circunscriben a contenidos de verdad, sino que encaminan la necesidad renovada para ser sujeto” (Zemelman, 2002:14).”[5]

Por lo anteriormente expuesto las funciones del profesionista de la educación en el contexto actual serán las siguientes:

1.       Gestor de procesos de aprendizaje a través de la tecnología vanguardista.

2.       Guía y orientador del futuro profesionista en la ampliación, ejecución, vinculación y aplicación de lo aprendido en el entorno que se desarrolla.

3.       En constante actualización teniendo como importante y ardua labor promover el auto aprendizaje de los alumnos, orientándolos, impulsándolos y estimulándolos hacia la investigación.

4.       Promotor de valores éticos y morales.

5.       Creativo y de fácil adaptación al medio.

6.        Permanece en constante construcción, su preparación no es concluyente.

7.       Responsable de de propiciar el desarrollo de las capacidades, habilidades y aptitudes de millones de estudiantes.

En resumen el maestro debe ser una persona capacitada para transmitir el conocimiento, despertar la motivación en sus alumnos, reforzar sus valores pero sobre todo despertar en ellos la inquietud de aprender, de ser investigadores de su propio conocimiento. Hoy en día la preparación académica de la población que se dedica a enseñar es más amplia que en décadas anteriores, muchos profesores tiene maestría e incluso algunos presentan estudios de doctorado, e incluso se pretende certificar la labor de los profesionales de la educación, la diferencia entre sociedades es cada vez más marcada y el profesor debe comprender  que su preparación académica y su labor de investigador nunca terminara por el contrario debe estar constantemente buscando el saber.

“el principal objetivo de la educación es el de crear individuos capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente de repetir lo que hicieron otras generaciones, individuos creativos, inventivos y descubridores cuyas mentes puedan criticar, verificar y que no acepten todo lo que se le ofrezca”. Jean Piaget.[6]



























[1] Revista enfoques educacionales. La educación en la sociedad el conocimiento y del riesgo. Obtenida el 12 de septiembre del 2011. http://www.facso.uchile.cl/publicaciones/enfoques/07/Mella_LaEducacionenlaSociedaddelConocyelCambio.pdf .p.112.
[2] Ibídem, p. 113



[3] Las tic´s en la formación docente. Obtenida el 08 de septiembre de 2011  http://www.slideshare.net/karicanteros/las-ti-cs-en-la-formacion-docente1.p.27



[4] Carrion Ramos, Vladimir. Docente del siglo XXI. Obtenida el 13 de septiembre del 2011. http://www.slideshare.net/investigando/docente-del-siglo-xxi-presentation.p.28.



[5] Rivera López, L.I.: Ele papel del docente como gestor en el contexto actual, Revista de la universidad Cristóbal Colón número 17-18, Obtenida el 11 de septiembre del 2011 en http://www.eumed.net/rev/rucc/17-18/.


[6] Ídem. p.4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada